Una de las mayores fuentes de contaminación del aire proviene de la emisión por vehículos automotores. Para contrarrestarla, resulta necesaria la medición de opacidad como inspección técnica, ya que en ella se evalúan los gases contaminantes provenientes de los tubos de escape.

En la Dirección General de Apoyo a la Investigación Penal del Ministerio Público, a través de su Coordinación Técnico Científica Ambiental, se realiza esta prueba a vehículos de encendido por compresión, conocido también como vehículos de motor diésel.

opacidad-expertoEn estos vehículos automotores, la mayor toxicidad que emiten proviene de los residuos sólidos (material particulado) de los gases de escape. Sin una revisión técnica periódica, el deterioro de la combustión del motor genera un humo cada vez más denso, cuya concentración en sus propiedades físicas y químicas son capaces de originar efectos nocivos sobre la salud de las personas y al ambiente.

 En Venezuela, según lo establecido en las «Normas sobre emisiones de fuentes móviles», Decreto N° 2673 (1998), todos los vehículos terrestres de más de tres ruedas que utilicen combustible gasolina y diésel deben cumplir con los límites de emisión para monóxido de carbono (CO), hidrocarburos (HC), óxidos de nitrógeno (NOx), y partículas (PM).

Para medir los niveles de emisión se utiliza un opacímetro de flujo parcial, instrumento diseñado para establecer lecturas de escala a partir de un método óptico. A través de una sonda incorporada, este aparato emite y registra rayos luminosos que atraviesan los residuos de combustión dentro del tubo de escape. Los valores de luminosidad que obtiene el experto con este aparato dependerán de la cantidad de compuesto de carbón y partículas en suspensión.

opacidad-testDurante la ejecución del test de opacidad, el experto debe verificar el correcto funcionamiento del vehículo. A partir de esta inspección se comprueba además el nivel de aceite, temperatura, condiciones mecánicas del motor (existencia de fugas de aceite o refrigerantes) y las características físicas del sistema de escape, entre otros.

Ya con el motor encendido (a una temperatura superior a los 60°C), los expertos inician el ensayo de aceleración libre hasta la desconexión de la inyección de combustible. Los datos registrados por el opacímetro de flujo parcial en las distintas pruebas de aceleramiento permiten establecer el diagnóstico y análisis de las emisiones acorde a la normativa vigente en el país.

SB