320x220fotoLa Unidad Antiextorsión y Secuestro (UNAES) del Área Metropolitana de Caracas, adscrita a la Dirección General de Apoyo a la Investigación Penal del Ministerio Público, dictó los días 18 y 25 de octubre el conversatorio “Medidas de Prevención en casos de Extorsión y Secuestro”, dirigido a funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) del módulo policial perteneciente a la Urbanización Ciudad Caribia, en el estado Vargas.

Las actividades forman parte del Plan Nacional Antiextorsión y Secuestro, aplicado a los distintos territorios del país, y auspiciado por el Viceministerio del Sistema Integrado de Investigación Penal (Visiip), dependencia del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores y Justicia, y la Dirección General Contra la Delincuencia Organizada del Ministerio Público.

Realizados en la sede de la Fiscalía 6° (Sexta) Municipal del Ministerio Público, estos conversatorios fueron dictados por el funcionario de la UNAES Luis Manuel Velazco, quien capacitó a funcionarios policiales sobre la definición de secuestro según el Artículo 3 de la Ley Contra el Secuestro y la Extorsión, y el Artículo 460 del Código Penal venezolano.

El secuestro es toda privación de la libertad, retención, ocultamiento, arrebato o traslado de una o más personas, por cualquier medio, para obtener de ellas o de terceras personas dinero, bienes, títulos, entre otros; a cambio de su libertad. Igualmente, Velazco recalcó las modalidades vinculadas al secuestro como lo son la simulación de secuestro y el secuestro breve.

Con respecto a la extorsión, acorde a lo establecido en el Art. 16 de la Ley Contra el Secuestro y la Extorsión, se define así a toda generación de violencia, engaño, amenaza o alarma de graves daños contra bienes o personas; se constriña el consentimiento de una persona para ejecutar acciones u omisiones capaces de generar perjuicio en su patrimonio o en el de un tercero, a fin de obtener dinero o bienes.

320x220foto

Entre las modalidades Velazco explicó que los delincuentes suelen comercializarse listados de potenciales víctimas. También resaltó que privados de libertad igualmente pueden operar desde la cárcel a través de equipos tecnológicos proporcionados por vía de visitas familiares.

320x220fotoA su vez, señaló que los antisociales suelen operar tras la identificación de sus posibles víctimas, cuyas rutas de tránsito, cronograma diario de actividades y datos familiares de interés han sido percibidas. Para llevar a cabo sus operativos delictivos recurren a la observación directa, seguimiento e infiltración, conjuntamente con el uso de directorios telefónicos, prensa, internet, redes sociales, llamadas telefónicas, entre otros.

Aunado a lo anterior, recomienda realizar un estudio familiar de los posibles factores de riesgo, utilización de rutas alternas cuando se trasladen del trabajo al hogar, proteger en todo momento papeles de índole personal e información comprometedora, y destruir previamente todos los documentos a desechar.

La Unidad Antiextorsión y Secuestro es una dependencia dedicada a evitar y actuar en contra de estas actuaciones al margen de la ley. Está conformada por personal altamente calificado y equipos tecnológicos, a fin de llevar a cabo operaciones de rescate a personas secuestradas o extorsionadas, además del desmantelamiento de bandas criminales causantes de estos delitos que menoscaban la libertad personal de los ciudadanos.

Por otra parte, Velasco acotó que en paralelo al Cuerpo de la Policía Nacional Bolivariana (CPNB), están a disposición del público las Unidades de Atención a la Víctima del Ministerio Público, el Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro de la Guardia Nacional Bolivariana (Conas), así como el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc). Para tal efecto, el Ministerio Público garantiza atención telefónica a través del 0800-FISCA-00.

conversatorio_01