resguardo_Las evidencias físicas tanto orgánicas como inorgánicas, se preservan en un depósito totalmente acondicionado y equipado para tal fin, considerando todas las medidas de seguridad necesarias para su almacenamiento.

Esta área tiene como objetivo principal el resguardo y el control de las evidencias, a los fines de dar cumplimiento a la normativa legal vigente. También, se llevan registros de forma sistematizada y manual (libro foliado), de todo lo concerniente a la remisión, recepción, depósito y salida de las evidencias.

La Cadena de Custodia es una garantía legal de manejo idóneo de las evidencias, con el objeto de evitar su modificación, alteración o contaminación, desde el momento de su ubicación en el sitio del suceso o lugar de hallazgo, su trayectoria por las distintas dependencias que cumplan funciones de investigación penal, criminalísticas o forense, continuando con la consignación de los resultados a la autoridad competente, hasta la culminación del proceso, lo cual conlleva a vincular la evidencia con un hecho particular.

Dentro del Área de Resguardo de Evidencias de las Unidades Criminalísticas, existen depósitos especialmente acondicionados para cada tipo de evidencias entre los que vale la pena mencionar: equipos de refrigeración, cajas fuertes, vitrinas, estanterías, archivos, entre otros.

Debido a la naturaleza de esta Área, sólo puede acceder el personal estrictamente autorizado.