La liberación accidental o intencional de sustancias peligrosas a la atmósfera origina serías consecuencias, tales como: presencia de gases tóxicos, incendios y explosiones, amenazando directamente a las personas, la propiedad y el ambiente con dichos gases, sobrepresión (explosión) y radiación térmica (calor).

Debido a esto, los respondedores de emergencias e investigadores de siniestros, utilizan simultáneamente los modelos de dispersión de atmósferas peligrosas y sistemas de información geográfica (SIG), para simular y predecir la distribución espacial de las áreas de amenazas y estimar las consecuencias de accidentes.

Con el objetivo de evaluar las posibles consecuencias provocadas por la liberación accidental o fuga de gas metano, transportado a través de un gasoducto, se simularon escenarios hipotéticos de liberación con el modelo de Localización de Áreas de Atmósferas Peligrosas (ALOHA siglas en inglés). Obteniendo entre otras, tres zonas de amenazas: sobrepresión por deflagración, sobrepresión por detonación y radiación térmica, estas fueron desplegadas en el sistema de información geográfica QGIS para realizar el análisis geoespacial. Los resultados obtenidos sugieren que en la investigación criminal de accidentes explosivos por la liberación de materiales peligrosos a la atmósfera, las herramientas tecnológicas: el modelo ALOHA, imágenes satelitales y el SIG QGIS, se pueden utilizar de forma complementaria en la evaluación de consecuencias.

DESCRIPTORES:

Accidente explosivo, liberación de materiales peligrosos, evaluación de consecuencias, ALOHA y QGIS.

Ver trabajo completo